lunes, 19 de enero de 2015

2º Regimiento de dragones franceses - Waterloo II

 Cuando he revisitado el blog con ocasión de realizar esta entrada me ha sorprendido el tiempo que he tardado el acabar la pequeña escuadra que les presento. Antes de seguir y para aquel que no lo sepa diré que el fin último de un blog, lejos de lo que le quieran hacer creer, es quejarse de que no se tiene tiempo libre. Así pues, llegó mi momento: No tengo tiempo libre.

Mis lectores más despabilados quizá hallan caído en lo siguiente: "¿Alemanes? ¿Franceses? ¿Con las buenas miniaturas que hay en el mercado para lansquenetes de Carlos V o tercios de la guerra de los 30 años e incluso españoles de la guerra de independencia no se ha dignado a pintar un solo regimiento patrio?¿Cómo es posible? Acaso este tipo repudia su país, es un perjuro, un traidor"

No empiecen a anudar sus sogas mis queridos internautas pues, si no son los pinceles, dejaré que  sean mis acciones las que demuestren mi españolidad y de la manera que les paso a relatar. Como decía al principio, la regularidad con la que pinto y por ende con la que publico entradas no es la deseable. A corto plazo no dispondré de más tiempo para pintar miniaturas, por lo que, para que al menos no pasen tantos meses entre una entrada y la siguiente he tomado la siguiente determinación: Voy a recurrir al ejercicio patrio de aprovecharse de lo que ya está hecho (vivir de las rentas, si así lo entienden mejor) y es que intercaladas entre las figuras que vaya pintando iré subiendo fotos de otras que tengo pintadas de hace tiempo.  Y heme aquí que así planeo matar dos pájaros de un tiro.

Las miniaturas que les comento son en su mayoría de ciencia ficción, y aunque puede que me anime a pintar alguna más de las que andan rondando por casa, no se alarmen, el rumbo del blog a la par que mis intereses personales se encaminan hacia lo histórico. Dispersos a lo largo de toda la historia, eso sí, pero en definitiva hacia lo histórico.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada