jueves, 23 de mayo de 2013

Mi afición a pintar miniaturas de plomo despierta con cierta regularidad en familiares y amigos que tienen conocimiento de él, un cierto- ora morboso, ora sincero- interés por este extenso hobby y la manera en que lo desarrollo. A ellos principalmente va dirigido este blog.
Por ello pido disculpas de antemano a cualquier entendido de la materia que pueda recalar en él pues inevitablemente se encontrará con información que le será redundante y enlaces a páginas de sobra conocidos por los amantes de este mundo.

La historia me ha interesado prácticamente desde mi infancia (un ajado libro de cultura clásica de casa de mis padres puede dar buena cuenta de ello); y aunque hace bastantes años que pinto miniaturas no hace tanto que reparé en la cantidad de marcas que fabrican figuras históricas a escala pequeña. Y es que la aparición de reglamentos "universalmente" aceptados con los que reconstruir batallas de diferentes épocas , la proliferación de páginas web y revistas dedicadas a la materia así como la creación de torneos y eventos han contribuido para una difusión sin precedentes del mundo de los "wargames".

Actualmente estoy construyendo una compañía alemana para la II Guerra Mundial y a no mucho tardar probaré a pintar alguna cosa de época napoleónica.  A mucho más largo plazo, conforme esté terminando alguno de estos proyectos, quizá me meta con la Guerra de Sucesión Española o pegue el salto a la antigüedad clásica; pero esto ya es aventurar demasiado.

Contemplo esta afición como un conjunto de facetas (modelismo, uniformología, pintura, documentación histórica, lectura de reglamentos, ...) en la que llevar tu ejército a la mesa puede ser la guinda del pastel, pero para mí no es un requisito sine qua non. Ciertamente, en mi caso, me veo más como un coleccionista. Encuentro gratificante ver como mi ejército va tomando forma, como a la par, y casi sin quererlo, voy aprendiendo cosas de la época, documentándome... ;de igual forma que otras personas encontrarán más satisfactorio pintar un tanque o una figura individual de mayor escala (afición a la que hasta ahora he logrado resistirme).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada